Selección de juegos 11/02/2019

Nueva selección, con nueva corrección de última hora para que no se vea que repito la plantilla semana a semana!

1) Gestalt_OS, por increpare (Página Personal)

Sin título

“HTML5+Ratón/Pantalla de la Tablet.”

De las mismas mentes diabólicas que os trajeron Stephen’s Sausage Roll (uno de los mejores juegos de puzles de los últimos 10 años) llega Gestalt_OS, una continuación de las mismas ideas y conceptos llevadas a cabo en anteriores títulos del mismo nombre por el colectivo independiente Increpare. La producción artística de este grupo siempre se ha caracterizado por su abundancia y su experimentación, pero los juegos de este tipo abandonan buena parte de esa singularidad para perseguir un modelo de juego basado mucho más en la elegancia del diseño. El resultado son horas y horas pegadas a la pantalla tratando de entender cómo demonios se solucionan los problemas que te presenta el programa, es decir, éxito absoluto. Cualquier juego de puzzles de Increpare tiene esta cualidad, y Gestalt_OS es un buen referente del mismo tipo de experiencias.

2) Kate Barret: The Minigames (Vol 1), por TheWaether (itch.io)

Sin título

“A lo largo de 2018 hice un montón de juegos pequeños en un intento por volver a capturar una sensación de experimentación y libertad. Subí esos juegos a Glorious Trainwrecks en vez de aquí. Pero ahora ¡Se vienen a Itch por vez primera!”

Este se podría considerar trampa, si lo pensáis. Todos estos juegos habían salido antes en Glorious Trainwrecks y presentan exactamente el tipo de estética y acabado mecánico que podríais esperar de aquel sitio amateur. A pesar de que muchos de estos juegos podrían considerarse como versiones simplonas de conceptos explorados hasta la saciedad (el tobogan deslizante, la isla a explorar, el plataformas con puzles…), pero todos presentan algún giro significativo que reivindica el tono experimental de todos los juegos de The Waether. El concepto del tobogán es uno de mis favoritos por lo inesperado de su giro, pero si tuviera que elegir uno en base a su ejecución, sería Caught Between Dimensions.

3) Tiny Heist por Terry Cavanagh (Página personal)

Sin título

“¡Sube la torre, evita los robots patrulleros y alcanza el tejado con tantas gemas como puedas!”

Mi norma no escrita con los juegos de Cavanagh es que me aproximaré a ellos poco a poco y a mi ritmo, y ahora toca Tiny Heist. Un claro homenaje a Wolfenstein y a juegos de espías similares, Tiny Heist tiene algo de la rapidez y crueldad de aquellos juegos para Commodore que trataban de matarte a cualquier oportunidad que tenían, con un elemento adicional de contrarreloj que hace de este título un juego de estrategia asfixiante. Entiendo perfectamente que Cavanagh se muestre tan orgulloso de este título, porque aunque es cierto que el carácter aleatorio de las habitaciones puede provocar situaciones realmente imposibles, resulta chocante lo rápido que puedes resolver los acertijos si tienes el suficiente arrojo y conservas la calma el tiempo necesario.

4) Goodbye, doggy  por johnny (Newgrounds)

Sin título

“¡Tu buena vida como la mascota de la familia ha llegado a un final repentino! Ayuda a tu familia lidiar con su dolor flotando de habitación en habitación y explorando la casa.”

Bueno, pues este ha sido un ataque directo al corazón. Ahora estoy triste. Goodbye, doggy es un juego extremadamente sencillo de resolución de problemas presentados en la forma de texto y con un cuidadísimo y detallado nivel de detalle, diseñado desde el minuto uno para hacerte sentir una melancolía cada vez más dolorosa. La tranquila y, al mismo tiempo, nostálgica música hace más de la mitad del trabajo para sumergirte en ese estado emocional, pero la fuerza de ese estado es lo que le permite llevar a cabo su cometido de hacerte sentir triste, pero resolutivo, por la muerte de un compañero de la familia. Sinceramente, este tipo de historias me encantan porque demuestran con creces hasta qué punto la combinación adecuada de sonidos y texto pueden hacer el trabajo de 100 mecánicas de combate, si se utilizan con cuidado.

5) LISA The Hopeful por Taco Salad (Kartridge)

Sin título

“Una aventura esperanzadora en un mundo de idiotas y pervertidos asquerosos.”

Hablando de combinación adecuada de sonidos y texto. LISA The Painful era uno de los juegos revelación de 2014, una maravilla del medio que, en muchos aspectos, precedió a Undertale en exactamente los mismos campos (y, me atrevería a decir, se atrevió con temas y dinámicas que Toby Fox no quiso ni tocar). Una de las mejores consecuencias del juego es que, en los últimos 5 años, propició la aparición de todo un submundo de mods independientes que aspiran al mismo nivel de detalle y calidad que el trabajo de Jorgensen, en vez de ser meras recreaciones fans o subversiones “edgy” como el grotesco Underfell. De todos estos esfuerzos, mi favorito hasta ahora es LISA The Hopeful, un intento deliberado de ponerte en el mismo mundo y dinámicas que el de Brad Armstrong y Buddy, pero con la perspectiva de cuatro de sus perseguidores. Mi comparación más inmediata sería con Rosencratz y Guildenstern han muerto, pero con un énfasis mucho mayor en el existencialismo que el absurdismo. El juego lleva numerosas iteraciones a cuestas, pero ahora mismo, me atrevería a decir que su presentación y acabado es casi del mismo nivel que el LISA original.

Esta lista me ha quedado bastante densa, así que usadla con precaución!

Anuncios

Selección de juegos 04/02/2019

Otro estreno interesante esta semana: uso Kartridge y promociono un juego de por allí!

1) Elarasi, por billorkoprod (newgrounds)

Sin título

“Recolecta cristales en una arena fija, con bonus y trampas, antes de que se acabe el tiempo.”

La primera entrada de Newgrounds es sencilla pero engañosa. La premisa sugiere que el juego consistirá en un sencillo recolector de puntos, pero incluso en el modo más fácil, el tiempo que se te otorga es tan limitado que cualquier partida acaba convirtiéndose, tarde o temprano, en una frenética carrera contrarreloj que ya suele estar maldita de todas formas, porque sueles darte cuenta cuando ya no hay manera de remontar. Aparte de eso, el juego presenta una estética que recuerda poderosamente a las demos originales de PS1. Incluso en su presentación más cómoda e inofensiva, hay algo en esta estética que siempre me atraerá.

2) Another World: Survival, por Paul Nicholas (itch.io)

Sin título

“¡Mi entrada para la #LOWREZJAM hecha con #Pico8, que usa una presentación de 64×32 píxeles y nada más que 16 colores, es una subversión de un viejo clásico!”

Mi experiencia con Another World es más indirecta que personal. Era mucho más fan de Abe’s Odyssey y, cuando traté de ir para atrás, me quedé atascado con Flashback. Así que tiene gracia que la única parte que funciona de esta entradilla sea la parte que recuerdo más vivamente. Visto de cierta manera, equiparar el viejo género de plataformas super-serio de los 90 con los modos de resistencia de los juegos de acción tradicionales es mucho más inteligente de lo que parece, sobre todo porque la parte que desafían de nuestra psique está íntimamente relacionada. A fin de cuentas, hace falta tener una paciencia infinita para aguantar ambos tipos de géneros.

3) Nimaroku(206) por YangBien (itch.io)

Sin título

“Habitación 206. Te despiertas por la alarma de tu smartphone. Cambiando objetos e inspeccionándolos en tu pequeño apartamento antes de ir a la escuela…”

Las influencias de Nimaroku son más que evidentes. El juego en su totalidad es una continuación directa del género de juegos minimalista y verboso que Yume Nikki convirtió en una parte indeleble del Internet de los 2000. Hay mucho de qué hablar en cuanto al simbolismo presente en este juego, y también hay mucho que se podría escribir sobre la manera en que este título pretende ser la actualización de la experiencia original de Kikiyama que el remake no pudo traer al presente. Pero por el momento, creo que lo mejor que se puede observar de esta obra es que su manera de tratar los objetos parece una subversión (o, según se mire, implementación) intencionada del modelo de limitación de recursos que muchos juegos de tiros horrorosos han empleado en los últimos 10 años. La idea detrás de este proceso parece ser la de forzar un poco de drama en la experiencia vital del protagonista, pero no creo que termine de funcionar (igual que no creo que funcione en los juegos de tiros). Pero mira, no está mal como idea, y la historia en sí es lo bastante interesante como para animarte a continuar.

4) Where Pakts Dare  por johnny (Glorious Trainwrecks)

Sin título

“Juega como pakt, salva al mundo de la luna.”

Obviando la referencia obvia a Majora’s Mask de la premisa, el juego me recuerda muchísimo (y, cuando digo muchísimo, es que no me extrañaría que el autor viera el juego y dijese “yo también quiero”) a Bubsy 3D, el Sonic Dreams Collection para la gente que se siente demasiado guay para Sega. Where Pakts Dare es básicamente la misma idea, pero con menos introsprección derrotista y mucho más amateurismo. El otro juego al que me recuerda muchísimo es a uno de mis favoritos personales, Candice Debébé, un juego al que dediqué un texto entero de lo mucho que me llamó. No voy a pretender que haya una joya de lo lúdico escondida detrás de este juego, pero creo que la idea misma de atrapar un mundo surrealista en torno a una narrativa ridícula (y muy videojueguil) es algo que deberíamos ver más en nuestro medio.

5) Spectrubes por Silversword95 (Kartridge)

Sin título

“¿Recordáis aquella época en la que muchos tenían una máquina maravillosa llamada ZX Spectrum, o quizás, Commodore 64? ¡Nuestro juego te ayudará a recordar, y si no has podido vivirlo, te permitirá viajar al pasado para experimentarlo!”

A estas alturas, no me extrañaría que estuvierais hartos de tanto juego nostálgico. Hay algo que decir de Spectrubes, pero antes, voy a reconocer que la premisa es demasiado ambiciosa para su beneficio. No es bueno que un juego intente prometer tanto en tan poco tiempo, y como resultado, la experiencia resultante nos puede resultar un poco inmemorable. Pero lo bueno que tiene, a cambio, es el hecho de que se trata de una versión especialmente accesible de un mundillo del diseño independiente que solo he tocado de cuando en cuando por impenetrable, el del ZZT. Hay mucho del viejo editor de Epic en este juego, y se nota, empezando por la presentación visual, claro está, pero siguiendo por la clara fijación en el movimiento y la simetría que tantos editores independientes han acabado primando con los años. Francamente, empezar a promocionar Kartridge con este tipo de obra me ha parecido la mejor idea posible, así que ya sabéis, si os ha llamado esto, probad cosas similares de la plataforma.

Pues nada, ahí estamos ¡Ahora a retomar el texto de Bioshock! (bis)

Selección de juegos 28/01/2019

Contra todo pronóstico ¡Tenemos un juego de RPG Maker esta semana!

1) A dance of fire and ice, por fizzd (itch.io)

sin título

A Dance of Fire and Ice es un juego rítmico muy estricto y de un solo botón. Controlas dos planetas que orbitan entre ellos mientras viajan a través de un camino peligroso.”

Crypt of The Necrodancer debería haber abierto una puerta a este tipo de juegos que, por algún motivo, no acabó de suceder. A lo mejor tiene que ver con que el trabajo de Brace Yourself se siente demasiado cerrado como para ofrecer más iteraciones, o a lo mejor tiene que ver con que los juegos que siguieron la estela (como Enter the Gungeon) se alejaron bastante del factor rítmico para ofrecer algo más arcade. Sea por el motivo que sea, A Dance of Ice of Fire está aquí como consolación, pero con una modificación interesante. La mezcla de música machacona y assets de Unity le dan un punto bastante atractivo, la verdad. Además, los niveles tienen una variedad sorprendente para este tipo de obra.

2) Starbot, por J. (itch.io)

sin título

Starbot es un juego de Rpgmaker ligero y melancólico que sirve de tributo al Principito. Juegas como un robot a medio hacer que se hace amigo de una estrella, explora satélites, y recolecta piezas para sus (muy gays), ingeniero y mecánico..”

Me parece ofensivo (en serio, me OFENDE) que nadie tratara de hacer algo con el Principito en el medio de los videojuegos ¡Es una obra perfecta para él! (aunque, si lo piensas un poco, La Divina Comedia también se podía trasladar al medio y el resultado fue Dante’s Inferno). Recuerdo claramente, de chico, imaginarme algo tipo Super Mario World aplicado a la obra de Saint-Exupéry. Starbot bebe de otras influencias, obviamente (Off es la más obvia, en mi opinión), pero el tono que transmite a través de su estética y sus diálogos es 100% adecuada para el tipo de historias narradas en el cuento del niño espacial. Hay una cosa, sin embargo, que no me termina de convencer, y es que, durante la mayor parte del juego, nuestro Principito permanece mudo por razones que imagino tienen que ver con convenciones de diseño prototípicas sobre “conectar con el avatar.” A lo mejor estoy solo en esto, pero lo que para mí hacía al cuento original tan único era la interacción entre el protagonista y los variopintos personajes. Así, solo nos queda lo que los personajes nos dicen y poco más, que bueno…no está mal, pero podría ser mejor ¡Recomendado de todas formas! Ah, otra cosa: la música es horrorosa, apagadla.

3) Handulum+ por StuffedWombat (Newgrounds)

sin título

“Este juego no estan corto :D. De hecho lo terminé hace meses, pero ahora puedo sacarlo ¡Yay!”

Mi visita obligatoria a Newgrounds siempre suele acabar con un juego de Pico que me atrae por su estética o con un juego arcade que me engancha irremediablemente. Handulum es un ejemplo claro de lo segundo, pero no es en absoluto nuevo. De hecho, se venía comentando sobre él desde hacía varios meses, pero no me animé a recomendarlo porque me parecía un poco básico para lo que prometía. Ahora sí que puedo, y en serio, menuda maravilla. Me encanta todo lo que tiene que ver con esto, y cuanto más tengamos, mejor, muchas gracias. Pura cinética y kinestética de la buena (guau, no he usado esta palabra en años).

4) Peacemaker 1919  por Borington (ArmorGames)

sin título

“Redibuja las frontera del mundo tras un conflicto global. Inspirado por las conferencias de paz de París de 1919.”

A este paso, deberíamos dejar de considerar estos juegos como rarezas, porque en serio, han pasado más de 15 años desde September 12. Hasta el tono del juego recuerda el carácter chabacano y agrio de Gonzalo Frasca. De todas formas, si tuviera que compararlo con algo más reciente, seguramente lo haría con Defcon o con Big Pharma: juegos en los que participas, de forma irónica, en aquello que los diseñadores quieren criticar. Es un modelo de juego interesante y válido, pero en este caso en particular, se presenta de forma muy explícita, así que no hay apenas sitio para la ambigüedad. Eso sí, el juego es bastante impenetrable de entrada, así que cuidado con quemarse muy pronto.

5) New Ice York por magicdweedoo (itch.io)

sin título

“La ciudad de NEW ICE YORK se ha congelado del todo mientras dormías. Te quiero a tí, SÍ, A TÍ, para averiguar quién lo hizo, por qué, y elminarlo sin hacer preguntas.”

Voy a ser sincero: había probado este juego hace un par de semanas y no me había terminado de convencer. Luego me recomendaron que lo probase de nuevo, le di unos días y, incluso con eso, sigo indeciso. Al final, he decidido que lo iba a incluir por un motivo muy sencillo: la música. En serio, si no os llama la estética a lo Hotline Miami, el humor adolescente o la (muy confusa) historia, al menos echadle mano a la música, porque es un crisol hermoso de estilos y tendencias. Lo que es el juego en sí, es un RPG Maker relativamente básico, pero en serio, necesitamos más cosas así de raras. Este es el tipo de juegos, la verdad, que Moshboy recomendaría sin dudarlo. Y entiendo perfectamente por qué.

Pues nada, ahí estamos ¡Ahora a retomar el texto de Bioshock!

Selección de juegos 21/01/2019

Atención: esta lista contiene un poco más de cyberpunk de lo normal.

1) Tales of the Neon Sea, por Palm Pioneer (Steam)

sin título

“Bienvenido a un mundo de intriga y sospechas. Donde humanos y robots se enfrentan a tensiones crecientes y desconfianza mutua. Y donde gángsters felinos maquinan formas de estar en lo alto de la cadena alimentaria.”

Voy a tomar la misma actitud que Dominic Tarason con respecto a este juego y decir que guardo unas expectativas esperanzadoras, pero moderadas. Francamente, cualquier obra cyberpunk que me permita sustituir de mi cabeza The Last Night y el bocachancla de su creador es bienvenido, pero hay razones adicionales por las que me llama. Para empezar, forma parte del elusivo pero pujante mundo de la escena de desarrollo china, que Zodiac Interactive viene promocionando desde hace años con documentales y trayendo obras individuales a Steam. En segundo lugar, la presentación me encanta: la comparación más obvia que se podría hacer sería con Lone Survivor o, para los más entusiastas, Uncanny Valley. Al contrario que esos juegos, la temática no pretende ser ni tan retorcida ni tan monotemática, porque el diálogo que he podido leer incluye ciertas dosis de humor y de referencias obvias a obras anteriores que estremecerían a cualquier agencia de copyright (para haceros una idea, el exe del juego se llama bladerunner. En serio). Y, por último, el carácter capitular del juego, que promete ofrecer casos separados que el jugador debe resolver por separado, es una idea interesante que no se suele ver en los recargados juegos de hoy en día. Si os llaman algunas de estas cosas, es posible que os acabe gustando Tales of the Neon Sea. Pero lo dicho, no puedo garantizar nada aún.

2) Embrace, por Tim Knauf. (itch.io)

sin título

Embrace es un juego experimental bastante corto que trata sobre asimilar las cosas que pasan en nuestra vida.”

Pasamos a algo mucho más sencillo, conceptual y propio de la escena de desarrollo “glitchpunk” que autoras como Natalie Lawhead encabezan a día de hoy. La premisa, aunque sencilla, resulta bastante opaca al principio e invita a la frustración inmediata, pero cuando aprendes a manejar tu tentáculo/pene, el juego empieza a revelarse como una interesante experiencia de dos jugadores. Podría decirse que Embrace intenta ser una versión multijugador de los juegos de simulación extrema como QWOP, y si os llama eso, puede que sea suficiente.

3) N (o tal vez N+ o N++) por Metanet Software (Pagina del autor)

sin título

“La misión de un ninja por encontrar oro en un mundo de robots homicidas.”

Bueno, empieza la sección de juegos nostálgicos de la era Flash de los videojuegos, y empezamos con uno que considero como el más interesante de la larga lista de plataformas ultra-difíciles que Super Meat Boy ha tratado de borrar de la historia. (o, mejor dicho, N++) es un reto básico de superar pantallas con retos específicos y aprender a manejar un conjunto de verbos simplistas que, a pesar de todo, se prestan a mucha complejidad. El juego era, básicamente, una versión mejorada e increíblemente refinada de Karoshi, hecha por gente que tenía una idea de la progresión mucho más competente. El aspecto negativo de esta profesionalidad es que el juego final resulta mucho menos variado y atrevido que Karoshi. En ese sentido, apelará mucho más a jugadores competitivos que quieran centrarse en mejorar su puntuación que a los curiosos exploradores, pero sigue mereciendo reconocerse la existencia de un juego que, a todos los efectos, se adelantó a McMillen casi 8 años.

4) Cyrkam Airtos  por Sticky (Página personal)

sin título

(sin descripción)

Jejejejeje. Me encantaban este tipo de juegos. Es posible que el mundo ya no necesite este tipo de obras uni-mecánicas que se apoyan en una idea más básica que lo que la mayoría de los jugadores tienden a esperar, pero que se compensa porque la presentación es tan buena que no te das cuenta. Throw a Shoe at Bush es uno de los ejemplos insignes de este corto pero glorioso género (Punch a Nazi: The Game es su heredero directo a día de hoy). Cyrkam Airtos pretendía ofrecer lo mismo que esos juegos, pero es evidente que quería presentarlo de una forma que se sintiera lo más atemporal posible. Y, en mi opinión, lo consiguieron. Tengo que admitir que, aún siendo malísimo con este juego, estoy enganchado de forma irremediable a este predecesor de Angry Birds con pretensiones de retratar una parte fundamental de nuestra vida (la vida de oficina, para los curiosos).

5) Innherit por Nirag (Newgrounds)

sin título

“Si The Last Door de TheGameKitchen era una carta de amor a Lovecraft, Inherit es mi carta de amor personal a las primeras entradas de la franquicia The Last Half of Darkness.”

¿Un juego que rememora The Last Half of Darkness? Esto ya me interesa sin haberlo probado siquiera. Casi nadie recuerda esa pequeña pero interesante franquicia de puzles y terror que, en muchos aspectos, es el eslabón perdido entre The Lurking Horror Shadow of the Comet (bueno, no muy perdido, la verdad, la franquicia aún tiene un seguimiento de culto a día de hoy). La idea misma del juego es sencilla hasta decir basta y no promete mucho más secretos que los que ya insinúa desde el principio. La disposición mecánica tampoco es la más cómoda, con unos botones difíciles de aprender e incluso manejar. Pero la nostalgia me puede, que os voy a contar. A ver, seamos sinceros, conozco la mayoría de estos juegos a raíz de probarlos hace 5 años, así que no creo que nostalgia sea la palabra más adecuada para describirlo. Creo que una palabra mejor para describir mis sentimientos hacia este tipo de juegos tiene más que ver con el placer de descubrir maneras de diseñar y pensar juegos que, de un modo de otro, se sienten fuera de lugar en el panorama lúdico actual. Supongo que esa es mi época historiadora hablando por mí, pero que sabré yo.

Espero que os haya llamado algo de aquí. Como podéis ver, estoy pasando por una regresión arqueológica ahora mismo. A ver cuánto dura!

Selección de juegos 14/01/2019

La listilla de esta semana viene con algunos “clásicos” que puede que ya conozcáis.

1) THERE IS NO GAME, por Kamizoto (Newgrounds)

sin título

“No hay ningún juego. No hay nada que hacer. No aprietes ni pulses nada. En serio.”

Tuve la oportunidad de probar este título en el National Videogame Museum como parte de una exposición dedicada a juegos experimentales, y aunque no tuve la oportunidad de compararlo con nada similar, el juego en sí se siente como una respuesta a la ola de anti-juegos que azotó al medio a principios de esta década, y que contó tanto con buenos como malos representantes. En aquél contexto, THERE IS NO GAME es menos punzante que Yo Have to Burn the Rope, pero también menos pomposo y ridículo que experimentos como We the Giants. Lo cierto es que no desentona para nada con el tipo de juegos engañosos a los que Newgrounds parece haberse acostumbrado en los últimos meses, pero con la gracia adicional de que salió mucho antes. En todo caso, es un puzle interesante.

2) Critters for Sale, por Sonoshee. (itch.io)

sin título

“Critters for Sale consiste en cinco historias cortas: Serpiente, Cabra, Mono, Dragón y Araña. Todas ellas ocurren en distintas épocas y lugares, y tratan de temas como los viajes en el tiempo, la magia negra y la inmortalidad.”

Os aviso desde ya: este es mi descubrimiento de la semana. La presentación y la subversión estética de Sonoshee ya es suficiente para atraerme, pero su deliberada evocación del estilo de juego despiadado e inmisericorde de Shadowgate y otros juegos de la serie MacVenture es lo que me invita a quedarme a probar todas las historias. En todo caso, es una alegría ver cómo el estilo de presentación semi-glitch que nos tiene a todos poseídos es lo bastante maleable como para permitir a autores individuales desarrollar un estilo propio.

3) Exit Path por John (Armorgames)

sin título

“Exit Path es un juego de carreras multijugador y uni-jugador en el que cruzas por trampas y plataformas peligrosas.”

Tenía varias obras pensadas para esta semana sacadas de la Jam dedicada a la Orden la Buena Muerte, pero todos acabaron fallándome o pareciéndome sosos. Así que, como otras veces, volví a las profundidades de ArmorGames para encontrarme con este pequeño homenaje a Super Meat Boy Mirror’s Edge especiado con un estilo gráfico deudor de Portal y los remixes de Overclocked. La premisa es bastante sencilla, y aunque potencialmente interesante, el componente competitivo que resulta de la comparación entre las puntuaciones de distintas carreras resulta bastante secundario. Como muchos juegos hechos en Flash, su implementación no acaba de funcionar en algunas partes, especialmente en los momentos más tensos, pero el programador debía ser consciente de este hecho porque evitar situaciones extremas casi todo el tiempo. En estos momentos, Exit Run reposa cómodamente al lado de obras como Sonny Newgrounds Rumble en el terreno de “clásicos del Internet de los 2000 que amenazan con desaparecer en cualquier momento debido a la avaricia y la falta de escrúpulos de empresas actuales.”

4) Fleeing Forward por Simon-Albert Boudreault (itch.io)

sin título

“Una experiencia corta sobre huír de tí mismo.”

Aunque no me cabe duda que a Simon-Albert le gustaría verse comparado con Tale of Tales o The Chinese Room, pero lo que a mí me recuerda es al proyecto ALT de BOS Clan. A lo mejor tiene que ver el hecho de que el juego despide un hedor militarista que recuerda a las temáticas del grupo de modders ruso. No me extrañaría en absoluto que, en algún momento, el juego intentase recrear la experiencia del estrés post-traumático. Ayuda bastante a este efecto que los recursos empleados para establecer la experiencia proceden de modelo genéricos empleados para la mayoría de juegos en primera persona, solo que sin la acción y con un extra de contenido alegórico. Estoy seguro que algunos jugadores preferirán un estilo de historia más sutil y menos directo, mientras que a otros preferirán las cosas cuanto más obvias mejor, pero eso es un tema que tendremos que dejar para otro momento.

5) Merry Gear Solid: Secret Santa por Arthur Lee (Página personal)

sin título

Merry Gear Solid: Secret Santa es un juego de sigilo en dos dimensiones que se juega como una versión simplificada de la serie Metal Gear Solid de Hideo Kojima.”

¿Os había dicho que tenía otras cosas pensadas para esta semana, pero acabaron fallándome? Pues esto es otro de esos rellenos de última hora. Si Exit Path ya se sentía antiguo, no quiero ni pensar lo que os va a parecer esto cuando lo abráis. No sé, supongo que me sentía mal por no ofrecer nada que hiciera alguna referencia directa a la Navidad en mis listas, y éste viejo proyecto del desarrollador independiente Arthur Lee debería suplir de sobra hasta el año que viene.

Como se nota que he tenido el día libre, no he tocado el ordenador hasta ahora. Bueno, toca despedirse!

Selección de juegos 06/01/2019

Feliz año nuevo a todos, y espero que las fiestas os hayan sido propicias y agradable. Es hora de volver a lo de siempre y darle caña a esas listillas semanales que me venía marcando hace siglos ^^

1) Here, por Stefano Gualeni, Rebecca Portelli, Diego Zamprogno y Riccardo Fassone (página personal)

sin título

“HERE” – the Video Game  desafía a sus jugadores a encararse con (y a extrañarse con) el concepto filosófico de la indexicalidad. Concretamente, plantea la pregunta de lo que implica el uso de la palabra ‘aquí’ cuando se emplea en un juego de ordenador… o más bien, cuántos significados de ‘aquí’ puede coexistir en un mundo de ordenador ¡Diviértete!”

El equipo detrás de Here plantea una lección sencilla (que lamento decir, me costó aprender a la primera) en la forma de una aventura gráfica por la que sería capaz de pagar incluso siendo así de corta. Además de presentar un mundo bonito y una estética agradable (sin comentarios respecto a ciertos solos musicales, eso sí), la tónica general del juego respira un ambiente didáctico y reposado, con una idea muy básica siendo presentada al jugador de una forma que resulta más expositiva que de otra forma. Se trata, en mi opinión, de una manera ideal con la que enseñar a los juegos ciertos conceptos que, incluso en adultos, puede ser difícil de aprehender.

2) This Hole in my Chest, por RicoAlbe. (itch.io)

sin título

“Este juego se hizo para animar a un animo que decía que se sentía como si tuviera un agujero en el pecho.”

Hacía mucho que tenía pensado incluir este título, pero por una u otra razón, acababa siempre apartado de mis listas. Ahora que empieza nuevo año, tocaba enmendarlo. La idea misma de This Hole in my Chest no difiere para casi nada de la que aplicaciones como Meditations están ofreciendo este año, y en ese sentido, de trata de una sencilla metáfora audiovisual y lúdica que se basa en la superación de un sentimiento negativo mediante la ocupación constante de cada vez más objetos. La idea no podía ser más sencilla, a decir verdad (si te sientes mal, ocúpate con cosas y tareas hasta que tus sentimientos negativos desaparezcan), y personalmente, no estoy seguro de estar de acuerdo con ella. Pero no se puede negar que su ejecución es excelente.

3) Snails por Tadpole Interactive (Steam)

sin título

“‘SNAILS‘ es un juego de lucha de temática retro diseñado para emular las características y el estilo de los juegos de Playstation 1 de finales de los 90.”

Ya me conocéis: los juegos de la PS1 ejercen una atracción casi hipnótica en mí, y este título recién estrenado no iba a ser menos. Aunque su estilo y presentación recuerdan a Ape Scape y a otros juegos de exploración en tercera persona de la época, la composición musical e incluso el ritmo de juego recogen el testigo de toda una generación de obras experimentales y abstractas, como Gubble. Estoy hablando de esos juegos que parecen homenajear un estilo muy específico de surrealismo, el tipo que asociaríamos con el arte enervante de una galería antes que con el entretenimiento banal de una consola. Echo de menos ese extraño punto medio entre un juego mundano y esas evocaciones cuasi místicas, y este juego, de momento, las suple de forma genial.

4) Library of Blabber por nothke (itch.io)

sin título

“¡Explora la Librería del Chismorreo, una estructura infinita repleta de estantes inagotables de sinsentido!”

Otro clásico que quería cubrir desde hacía tiempo. Library of Blabber es una cosa que parece responder de forma directa mi reclamo de hace semanas por un juego que pudiera reproducir el concepto de Borges de la librería infinita, y aunque la ejecución deja un poco que desear, una parte de mí quiere seguir perdiéndose en los pasillos monásticos que este juego simula y leer sus textos generados procedimentalmente. A día de hoy, aún no sabría deciros si el juego tiene algo más que ofrecer que textos originales sin sentido, o si alguna vez podrás encontrar obras que no sean poesía posmoderna, pero tengo la intención de seguir mirando hasta que vea algo.

5) Mnémora: The Lenses of Galimán por David Marchand (newgrounds)

sin título

“Este juego ha sido encargado por el colectivo argentino El Culebrón Timbal, y está basado en su película de 2018 Mnémora: People, Power, and Time.”

No conozco nada de la película a la que este juego se refiere, y tampoco me suena nada del Culebrón Timbal. Todo parece indicar que la obra se trata de una película de serie B de las de siempre, y ahora me apetece echarle un vistazo. El juego que tenemos aquí actúa con la pretensión de que conoces la historia de sus personajes, y ni se molesta en explicarte la situación o el contexto de la aventura. Es un poco molesto, pero la razón por la que me gusta es por el estilo visual y auditivo del trabajo. Echadle un vistazo a la captura de arriba ¿No os recuerda un poco al Pitfall de la Super Nintendo? Además, os debéis el escuchar la música de este juego. Vale la pena por sí sola.

¡Feliz año nuevo, felices Reyes y hasta la semana que viene!

Selección de juegos 10/12/2018

De vuelta a lo de siempre, al menos durante un tiempo:

1) Downfall, por Dhasd y Arqcenik (newgrounds)

Sin título

“Salva tantas ciudades como puedas de la infección que se expande rápidamente.”

Siguiendo la tradición de tantos juegos de puzzles minimalistas que suelen poblar lugares como Newgrounds, Downfall es un sencillo pero atrayente sistema de puzzles que se asienta en la complejidad cada vez mayor de su aparentemente sencillo sistema de juego. La guinda del pastel, cómo no, recae en la capacidad final del juego para ponerte en situaciones peliagudas, donde tendrás que elegir entre salvar una ciudad o sacrificar otras. En líneas generales, es un juego sencillo, pero aceptable.

2) Hungry Harry 3D, por paloblancogames. (gamejolt)

Sin título

“¡Ayuda a Harry mientras viaja alrededor del mundo para detener a la banda del champiñón!”

Pullitas contra el mundo de Mario aparte, la gracia principal de este cruce entre Pac-Man, The Adventures of Lolo Petscop reposa en su capacidad para ofrecer la semblanza de un espacio tridimensional y unos retos más propios de la era previa al control pleno de las cámaras 3D, todo ello envuelto en un aura de arcade desenfadado. Más que por cualquier otro motivo, lo que me atrae de este juego es su uso cada vez menos común de ese sistema de visualización, que otorga a los espacios donde se mueve Harry una cualidad extraña que me gustaría ver recuperada para obras más recientes. Petscop se vale de ellas visualmente para transmitir una sensación de incomodidad, pero ¿Y si también pueden servir para más cosas?

3) Iris por EtherealEquilibrium (GameJolt)

Sin título

“Iris es una aventura plataformas en 2D que cuenta la historia de Iris viajando a un mundo exquisito, Chromaland, para salvar a su hermana.”

A estas alturas, proyectos estudiantiles como Iris resultan predecibles no tanto por su obsesiva atención a una estética relajada y mona como por la deliberada atención que se fija en cosas como el control, la relación entre avatar y jugador o la legibilidad. Independientemente de la (mayormente redundante) historia que tira de tí a lo largo de cada nivel, Iris es un juego que se siente seguro y poco experimental. Y es de esperar, al fin y al cabo, porque este es un proyecto de Digipen, la escuela que con mayor insistencia ha tratado de inculcar la importancia de ajustar tus expectativas a lo que el público ya espera de los videojuegos desde tiempo inmemorial. No todo en Iris es predecible o redundante, y en más de un aspecto, el trabajo dedicado a hacerte sentir a gusto con tu personaje es encomiable. Es solo que, si esperáis algo que rompa con vuestros esquemas, este juego no lo hará.

4) Electric Sleep por Matwek (itch.io)

Sin título

“Explora un mundo en miniatura como un robot llevado por emociones para descubrir experiencias únicas con cada sentimiento.”

A estas alturas, no creo que veamos el proyecto final de Eletric Sleep, pero lo que nos ha quedado es lo bastante bonito y especial como para experimentarlo por vosotros mismos. Electric Sleep es un juego que juega con nuestra nostalgia por los mundos bidimensionales que se prometían en los fondos de Sonic o en las pantallas de la Super Nintendo. Todo ello contado a través de un texto evocativo y un sistema de interacción minimalista, que enfatiza nuestra pasión por el descubrimiento y nuestra maravilla ante las promesas de esos mundos. Si bien el marco de la historia puede sentirse un tanto forzado en algunas partes, lo que realmente funciona para mí es ese recurso de la nostalgia para equiparar el nacimiento de una nueva forma de vida con nuestra fascinación infantil por el, aún naciente, medio videolúdico. Muchos considerarán este viaje como algo innecesario o masturbatorio, pero qué le vamos a hacer, conmigo funcionó, así que probadlo por vosotros mismos y decidme qué os parece.

5) itsallinyourheaditsallinyourheaditsallinyourhead…. por AwkwardSilenceGames (newgrounds)

Sin título

“Un juego sobre ansiedad.”

ADVERTENCIA: No juegues a esto si padeces de epilepsia.

Parte de mí sigue odiándose por descubrir este juego, y otra se alegra. Este juego es lo que es, ni más ni menos. Con unos controles similares a los ofrecidos por plataformas rígidos como Prince of Persia, y con un esquema audiovisual que te destrozará la cabeza y el cuerpo si lo dejas desatendido, itsallinyourhead se siente casi como una broma de mal gusto. No culparé a nadie por considerarlo de este modo, la verdad, porque a un nivel puramente mecánico, el juego es más una maratón de resistencia que cualquier otra cosa. Es una experiencia desagradable, y en ese proceso de convertirse en algo tan siniestro, el desarrollador espera asomarse a una realidad que, la mayoría de las veces, se disimula con alegoría o se trata con cierta distancia. Por ese motivo, no puedo recomendarle a nadie esto a menos que sepa muy, muy bien en dónde se está metiendo. Incluso si la experiencia acaba siendo bastante corta, el regusto amargo puede durar mucho más si no se anda con cuidado.

Se acerca la Navidad, y con ello, se reduce mi tiempo para hacer estas listas. Esperad descripciones cada vez más escuetas en las próximas semanas!