Vuelta

(a partir de ahora, cualquier ensayo medianamente competente que podáis leer por aquí tendrá su respectivo enlace a Medium para que podáis leerlo allí si os resulta más cómodo)

Una vez más, esto no es noticia si me estáis siguiendo en Twitter, así que llego tarde otra vez. En todo caso, anuncio mi retorno a este blog y aprovecho para deciros que, de ahora en adelante, copiaré todas las versiones a Medium para facilitar su lectura (si no me olvido de hacerlo, claro…)

En todo caso, espero poder volver a subir mis entradas semanales de juegos gratuitos, y si todo va bien, espero poder subir más reflexiones y ensayitos de cuando en cuando. Ahora bien, en caso de que no lo sepáis, llevo desde hace ya casi medio año escribiendo para Startvideojuegos, y también he mandado un texto a Presura que espero que os interesen. Trata sobre la cultura Youtuber y sus efectos en la sociedad. En todo caso, seguramente me veréis mucho más por ahí, y si todo sale bien, tendré una racha de publicaciones más constante que la vengo teniendo desde hace…meses.

No quiero terminar esta entrada sin resumir un poco lo que he estado haciendo estos meses y explicar mis planes de futuro. Como ya sabéis, decidí congelar el blog mientras me preparaba para terminar de redactar la tesis y presentarla. Me alegra decir que no solo he terminado de escribirla y defenderla, sino que lo he hecho con las máximas calificaciones. Ahora mismo estoy en la fase que algunos llaman “limbo post-tesis” (okey, no lo dice nadie, pero así es como lo estoy entendiendo yo), que consiste en ir barajando posibilidades de futuro mientras aprovecho la prestación de desempleo. Con todo este tiempo libre, he concluido que lo mejor que podía hacer era jugar todo lo que me había dejado pendiente (que no es poco), leer todo lo que quería proponerme leer desde hace años (que es un montón) y en general tratar de construir una mayor presencia online a base de escribir más e interactuar más con la peña. Si todo va bien, espero poder reiniciar la selección de juegos esta misma semana, pero aparte de eso, hay otro texto que quiero incluir inmediatamente después de este en el que quiero ofrecer una pequeña reflexión sobre la situación general que estamos viviendo en relación con el medio. Podéis pasar a leerlo por aquí.

Otras cosas que podréis ver por aquí de cuando en cuando: mi reacción inmediata a algo que me incite a responder y (tal vez, solo tal vez), mis penosos intentos de aprender a usar Gamemaker y otras herramientas de edición similares (así es, soy autodidacta). Espero que no se os hagan muy cuesta arriba.

Eso es todo de momento ¡Un saludo y nos seguimos leyendo!

 

Anuncios

Muere Hiroshi, el hombre que odiaba jugar pero que creó a los videojuegos

5fabf0e57e8f0878b7fac0bc46bb2738_int470

El pasado 19 de septiembre, el ex-presidente de Nintendo, Hiroshi Yamauchi, falleció por la mañana a la edad de 85 años.

 En realidad, se puede decir poco sobre esto, al menos poco que no se haya dicho ya. La muerte de este hombre es, posiblemente, uno de los hechos más importantes y tristes de nuestra historia. Es cierto que su muerte no ha sido tan dura como la de Gunpei Yokoi, allá por 1997, pero no deja de ser trágico pensar que el responsable de que tanto mi generación y yo supiésemos siquiera lo que era un videojuego ya no esté en este mundo es tremenda. Por esa razón creo que no se puede hacer justicia al legado que este hombre nos ha dejado de todos.

 En una época en que nadie confiaba en los nacientes videojuegos, en que empresas americanas y japonesas habían dado la espalda a un floreciente y atrevido medio, y en que la visión general de la sociedad hacia los jugadores era infinitamente peor de lo que es ahora, este hombre, un tirano empresarial que había conseguido resucitar a la empresa de su abuelo cuando todos daban por supuesto que el negocio de hanafuda estaba condenado a la extinción, realizó un segundo milagor y convenció a todo el mundo de que la NES había venido para quedarse. Y no solo eso, dio alas a hombre como Miyamoto, el citado Yokoi, los hermanos Stamper, Satoru Iwata, Satoshi Tajiri, Hironobu Sakaguchi y un sinfín de artistas y visionarios que convirtieron al videojuego en algo muy importante para mí y tantos otros. Y es verdad que, con todos sus logros, Yamauchi nunca dejó de ser el malhumorado y misántropo hombre de negocios que nunca pasaba tiempo con su mujer y tachaba de frivolidades las actividades que él mismo animaba e incentivaba sin parar, tanto en su época de presidente como en su etapa retirada. Prueba de ello radica en la tremenda inversión que realizara en los jugadores de beísbol del Seattle Mariners, a pesar de no haber atendido ni una sola vez a uno de sus juegos.

 En resumen, Yamauchi era un tipo contradictorio. Un hombre que despreciaba remolonear y tener tiempo libre, y aún así defendía con ahínco el videojuego y a su empresa a todo periodista que se le pusiera por delante. Un tipo cascarrabias que no dudó en echar a toda su familia de la empresa en cuanto adquirió el mandato a los 22 años, pero que a pesar de todo protegió y mimó a sus creadores y artistas más innovadores. Una persona del que, al final, se pueden decir cosas buenas y cosas malas, aunque, casi seguro, más malas que buenas (como cualquier jefe que se precie), pero con el que, a pesar de todo, me siento profundamente agradecido.

 Muchas gracias por tus esfuerzos, Hiroshi-san. Sin tí, todo hubiera sido distinto.

Una nueva asociación

En España, existen multitud de colectivos y organizaciones dedicados, de una forma u otra, al videojuego. Por ejemplo, Adese se dedica a defender la integridad del videojuego como un producto viable desde el punto de vista comercial, mientras que Juegaterapia sigue los pasos de Let’s Play en la nación española. Todo ello sin olvidar a las asociaciones, juveniles y culturales, que promocionan el videojuego en la población mediante demostraciones públicas.

 Pero, junto a estas iniciativas, existen otro tipo de colectivos que, por desgracia, no han aparecido hasta hace poco, colectivos más esforzados a entender el videojuego como un verdadero producto cultural, tan digno de estudio y admiración artística como el cine o la literatura. Este hueco es el que viene a llenar la,  Asociación Española de Investigadores de Videojuegos, un grupo desinteresado de investigadores que desean aunar la investigación académica en un esfuerzo colectivo. Quizá aún falte tiempo, pero con esta iniciativa y con otras igual de relevantes (como la definitiva consolidación de Másters de Videojueogos en la Complutense o en la Autònoma de Barcelona), es posible que estemos un poco más cerca de lograr no solo mayor respeto hacia los videojuegos, sino compartir nuestra pasión con los demás.     

Anexo I

Bueno, han pasado unos cuantos meses y no he escrito nada de nada. Lo cierto es que mi idea era ponerme a trabajar en cuanto tuviera tiempo, pero han surgido varias cosas que me han obligado a replantearme un par de cosas sobre mis objetivos.

 Como ya sabéis, mi objetivo es analizar videojuegos desde una perspectiva lo más objetiva y completa posible, abarcando numerosos aspectos y elementos que ayuden a comprender lo mejor posible lo que hace a un juego bueno y recomendable o malo y olvidable.

 Como es obvio, la idea principal era jugar a los juegos en cuestión para entenderlos lo máximo posible. Pero el tiempo no ayuda, especialmente cuando tengo una tesis pendiente y malgasto buena parte de él buscando un trabajo (sin éxito) o dedicándome a no hacer nada. Así que me planteé algunos atajos y he decidido añadir un par de cosas.

 1) Además de los dichos análisis, he pensado en incluir un par de secciones más: Una dedicada al mundillo laboral (básicamente, comentarios de noticias y de cosas que hagan algunos individuos prominentes de la industria), y otra dedicada al mundillo del fandom. De esta forma espero que, si no tengo juegos que reseñar, al menos podré añadir entradas con una cierta rutina.

 2) El otro cambio que he pensado tiene más que ver con los juegos en sí. Mi idea era centrarme en los productos novedosos, para mantenerme al día con las cosas que están de moda y al mismo tiempo dar consejo sobre lo que comprar o no. Pero (¡Sorpresa!), la pasta escasea, así que no puedo reseñar todos los juegos que querría. Así que, para compensar un poquito, tengo que tirar de más juegos antiguos de los que pensaba. Es un problema, porque mi objetivo no era centrarme tanto en glorias y basuras pasadas, pero tendré que acostumbrarme y tirar de ello. Tened en cuenta que, a pesar de todo, el ritmo de publicación de los análisis será lento (como mucho, dos al mes), porque aún no tengo un método definido para aproximarme a los juegos. Pero eso no impedirá que lo intente, cuanto menos.

 Así que, con eso dicho, espero que encontreís mis primeras entradas interesantes y pueda seguir con esto. Un saludo a todos y feliz búsqueda de trabajo.

Saludos a todos

Bienvenidos a la primera entrada de mi blog, en el que me centraré en estudiar y comentar sobre la industria de los videojuegos. Como este post es básicamente una presentación y una declaración de intenciones, intentaré explicar los motivos que me llevan a poner en marcha este proyecto, así como lo que podreís esperar de él en los próximos meses (y, con suerte, años). Lo que voy a tratar de responder serán unas pocas preguntas que podais tener.

¿Quién eres?

Dicho en plata, soy alguien que no conoceis y que ha decidido publicar un blog sobre videojuegos. Más en concreto, me llamo Tomás Grau y soy estudiante de doctorado en la UAB. Mi trabajo de investigación reposa en el análisis de la estructura empresarial del videojuego y su impacto en la sociedad, no sólo como producto de entretenimiento, sino como artefacto cultural que genera hábitos y preferencias y que, en definitiva, afecta a nuestra cultura en su conjunto.

¿Por qué quieres hacer un blog?

Desde hace muchos años, siempre he deseado tener un blog personal, parecido a los que se pueden ver en todas partes, donde poder compartir mis pensamientos y gustos con la comunidad de Internet, especialmente sobre videojuegos (que son mi pasión personal desde siempre).  Ahora bien, no quería limitarme a escribir lo primero que me viniese a la cabeza y ya está, sino que esperaba crear algún tipo de página en la que mis opiniones y referencias pudieran ser de ayuda a cualquier persona que quisiera estar al día sobre este mundillo. Por ese motivo, estuve durante un tiempo sin decidirme hasta que ocurrieron dos cosas: en primer lugar, orienté mi trabajo de fin de máster al estudio de la industria del videojuego, lo que me llevó a conocer las diversas líneas de investigación que existen sobre este producto y a seguir varios blogs online especializados (aumentando mi culturilla en el camino). En segundo lugar, empecé a conocer a bastantes personas que, siguiendo sus propias líneas y temáticas, habían desarrollado un método con el que analizar profundamente un tema en cuestión y que, al mismo tiempo, lograba ser ameno. Estos dos factores acabaron por darme el empujón que necesitaba para pensar un nombre y ponerme a publicar. Así que me informé, me planteé mis entradas, y finalmente me he puesto a publicar aquí

¿Qué podemos esperar de ti?

Hasta ahí, teneis los motivos por los que deseaba escribir un blog. Ahora toca la parte en que trataré de explicar lo que podreis leer en mis entradas y que podeis esperar de mi en general. Aquí el título de mi blog lo dice todo: mi tema principal será el estudio, análisis y opinión personal sobre videojuegos, siempre tratando que sea ameno, con un lenguaje lo más sencillo y preciso posible, y si puedo, entretenido. En mis análisis trataré lo que otros equipos mucho más capacitados que yo ya tratan, como la experiencia de juego, los gráficos, la música, la historia… pero al mismo tiempo, trataré de introducir un poco de variedad hablando de aspectos un poco más tangenciales del juego. Por ejemplo, trataré aspectos que podrían pegar un poco más en la reseña de una película o de un cómic,  cosas que en principio no afectan tanto al éxito de un juego, pero que sin duda deberían ser considerados para juzgar su calidad, como el guión (¿Un buen guión en un juego? ¿Y eso cómo se come?), el trasfondo detrás de la producción de un juego (que siempre resulta entretenido, y al mismo tiempo puede arrojar luz sobre por qué algunos juegos salen como salen al mercado), los tópicos narrativos en los que siempre, lo pretendan o no, nos sumergen los juegos para poder involucrarnos en la historia, etc. Según estos criterios, es posible que muchas de mis valoraciones no coincidan con las vuestras, y por esa misma razón, quiero dejar bien claro que, igual que es imposible que a todo el mundo le gusten las mismas cosas, es perfectamente comprensible que no esteis de acuerdo con mis observaciones. Si ése, os respeto por ello, y es más, os animo a que me respondais en la sección de comentarios (o como preferáis), siempre que sea con argumentos sólidos y con respeto.

Los análisis de videojuegos no van a ser lo único que toque en este blog. Como ya sabeis, no puede haber análisis de videojuegos sin un poquitín de opinión personal sobre la industria en su conjunto, asi que contad con que varias de mis entradas hablen de cosas como la situación de una empresa, del mercado, de algunos individuos concretos, etc. No serán tan comunes, pero espero que al menos sean significativas.

Por último, esperad varios posts con un contenido un poco más académico y un lenguage más especializado, que tratarán de las diversas líneas de investigación que existen en torno al videojuego en academias y universidades. Aunque puedan sonar aburridas, estoy seguro que os pueden resultar interesantes y os recomiendo que le deis una oportunidad. Por lo pronto, eso es todo lo que podreís encontrar por aquí (aunque es posible que en el futuro os encontreis con más cosas, pero es algo que tendrá que irse viendo).

En resumen, esto es lo que encontrareis en mi blog. Espero que los contenidos que ofrezca sean interesantes y os gusten. Nos veremos en las próximas entradas ¡Hasta entonces, que os vaya bien a todos y un saludo general!