Meditaciones Diarias – 101 (Ale Cámara)

“Nora nació a las 25 semanas de embarazo. Si hubiera sido una descarga de internet, hubiera estado en 62.5% cuando vio la luz del mundo. (…) Este juego intenta capturar la inmensa felicidad de esas primeras semanas teniendo a Nora durmiendo encima, haciendo toda clase de ruiditos…”

Sin título

Es curioso cómo ayer tuvimos una meditación que nos invitaba a dejarla encendida durante 6 horas, y hoy tenemos una que nos invita a interactuar con un objeto de forma metalúdica. Tanto la anterior autora como Ale Cámara están ofreciendo potenciales nuevas vías con las que podemos concebir y diseñar micromodelos de interacción. La experiencia en sí, un conjunto ambiguo que nos sitúa tanto en la piel del padre como en la de la recién nacida, es relativamente convencional, pero su método es bastante único de por sí.

Anuncios

Meditaciones Diarias – 100 (Rosa Carbo-Mascarell)

“El 10 de abril fue un día de trauma. Sus repercusiones son algo con lo que aún lido a día de hoy. Este es el juego que hubiese deseado tener en los momentos en que sentí sus ecos (…). Deja que la flora crezca a tu alrededor mientras sigues con tu día. Le llevará unas 6 horas para crecer del todo. De cuando en cuando se asustará y querrá que la cuides. Dale un toquecito para recordarle que estás ahí…”

Sin título

Voy a decir esto: la idea que ha tenido Rosa Carbo-Mascarell para la meditación de hoy es una de las más originales que he visto hasta ahora, y me parece muy apropiado que se haya presentado en un día tan simbólico como el 100. Aunque siento que la aplicación podría existir en tu escritorio de una forma un poco menos invasiva, la idea en sí recuerda mucho a los experimentos metainformáticos que Natalie Lawhead ha sabido diseñar con tanto acierto en los últimos años, y me alegra ver que su influencia se está extendiendo a tantos ámbitos del medio.

Meditaciones Diarias – 99 (Wellington Fattori)

“Cualquier día puede ser tu día ¿Lo es hoy? ¿Qué quiere decir? No trates de darle muchas vueltas, simplemente reconoce que tu día, lo que quiera que implique ello, vendrá y se irá, y si, hay más de un día que puede ser el tuyo…”

Sin título

Detrás de la opaca y no demasiado clara presentación de Wellington Fattori se halla una obra extremadamente sencilla, con la misma profundidad que un Me quiere, no me quiere que podemos encontrar en aquél minijuego de Super Mario 64 DS. Ni la presentación a lo Samurai Jack, ni el detalle de las texturas, ni la obtusa introducción son capaces de elevar lo que es un juego de piedra, papel y tijeras al que el autor ha asignado cualidades de horóscopo. Con todo, tengo que admitir que se ve bonito, al menos.

Meditaciones Diarias – 98 (Renau Bédard)

“El 9 de abril de 2013, mi novia y yo visitamos Nara, en Japón, hacia el final de la época en que florecen los cerezos. Vinimos sobre todo por los ciervos, pero la imagen que más se grabó en mi mente fue la de los pétalos copando el cielo mientras los árboles se mecían por el viento…”

Sin título.png

Si esta imagen os resulta extraña, es porque he recortado la parte de abajo. Estoy con el ordenador de mi cuñado y no tiene activado Windows, así que estoy evitando que se vea la marca de agua que pide que que lo actives en el 10. Las cosas estarán así hasta al menos el martes que viene.

Volviendo a la obra, me gusta la manera con que Renau Bédard explica en detalle los orígenes de su obra, y os recomiendo mucho que la leáis con atención si querés enteraros del complicado proceso que hay detrás de esta obra tan aparentemente simple. Es algo que no siempre se da por sabido en los videojuegos, pero sorprende el trabajo que hay detrás de las cosas más sencillas, y este sakura de Nara no es una excepción. Comparto con el autor la fascinación por el cerezo, y creo que el tono de esta obra transmite su belleza con cierta sensiblería, pero efectividad.

Meditaciones Diarias – 97 (Francois van Niekerk)

“A veces se siente como si el mundo te zarandea y no haces más que dejarte llevar. Adelante…atrás…avanzando…volviendo al mismo sitio de nuevo….incluso sientes que te falta control, el amor puede encontrarte. Si eso sucede ¿Estarás listo para él?”

Sin título

Y seguimos con la conexión metafórica entre juegos tradicionales asociados al mundo temprano del ordenador con conceptos relativamente amplios y vagos, aunque relacionados entre sí por la simple fuerza de la imaginería empleada y, sobre todo, por la reducida pero sorprendentemente alta dificultad del puzle en cuestión. Francois van Niekerk tiene un mensaje simple que transmitir con esta obra, pero lo hace a través de convenciones y modelos con los que todos estamos familiarizados (especialmente ahora, en una época de revivals de juegos de puzles).

Meditaciones Diarias – 96 (Steven Zavala)

(ADVERTENCIA DE CONTENIDO)

 

 

 

“6 de baril de 2018. Recibí la llamada de que mi amigo Jacob se había quitado la vida. Tenía 26 años. Lo conocí en Tercero. Era la persona más graciosa que había conocido nunca. Inventó el concepto de la ‘integridad cómica,’ que es más o menos lo contrario a la integridad normal. Implica hacer costas a cualquier precio. Incluso si a los demás no les hacía gracia (…) Se odiaba tanto a sí mismo como los demás le amaban…”

Sin título

Un retorno a la simpleza abstracta de obras como la de Adriel Wallick, diseñada por Steven Zavala para encapsular una experiencia mucho más concreta y sencilla. El equivalente más cercano que puedo conjurar de este tipo de elegía táctil es el vídeo-homenaje dedicado a un ser querido, tan conocido por su falta de gusto como por su, en ocasiones, desgarradora sinceridad. Es curioso ver ese sentimiento replicado en un medio al que, por norma general, no asocio con dedicatorias fúnebres (si no contamos excepciones honorables como Owlboy).

Meditaciones Diarias – 95 (Daniele Giardini)

“Mi madre era profesora. Tenía talento para que le revocaran la licencia de conducir, así que durante meses tendía que conducir por ella.”

Sin título.png

Hay algo en esta meditación que me parece…muy gracioso. Es una experiencia relativamente simple y que tiene las influencias muy claras (Project CARS es el caso reciente más obvio, predecido por Little Racers y, ya en el pasado más lejano, Rock n’ Roll Racing). Pero hay algo en la música y en la aparente impertubabilidad de Daniele Giardini que convierte a este juego en algo parecido a un Rock of Ages minimalista que le da un encanto bastante particular.