Meditaciones Diarias – 186 (Shelly Allon)

“El día que enterré a mi abuelo. Mi abuelo fue enterrado en el cementerio judío de Jerusalén. Tuvimos que enterrarle ahí, son las reglas en Israel. No quería ser enterrado ahí, pero estaba fuera de nuestro control. Era un lugar horrible y una ceremonia fea, organizada por los judíos ultra-ortodoxos que dirigen el lugar. Le echo mucho de menos.”

Sin título.png

Cuando se trata de tragedia de este tipo, me cuesta opinar más allá que de la presentación con la que esa tragedia se quiere vestir. Y la manera en que Shelly Allon ha recurrido a Bitsy ha sido no ya efectiva, sino novedosa en algunos aspectos. Creo que debe mucho a los recursos narrativos que se pueden hallar en RPG Maker, pero siguen teniendo un efecto importante a día de hoy. La música también ayuda.

Anuncios

Meditaciones Diarias – 185 (Alberto Rico)

“A veces son las cosas simples las que se te quedan. Cuando vas al Ikea durante el verano para buscar un sitio con aire acondicionado, no esperarías esperar tanto tiempo las alfombras mullidas y cálidas. Yo no, al menos. Pero esas alfombras sentían muy bien al tocarlas… (…) …durante un segundo dejé de sentir como si mi vida hubiera empezado de nuevo. Sentí que ya lo había hecho. Por un segundo, eso sí.”

Sin título.png

Alberto Rico es algo así como el Piedrahita de los pequeños videojuegos. Sientes como si su mirada estuviera tan centrada en una sola cosa, que el efecto se siente abrumador. Esta experiencia es increíblemente sencilla, pero se centra en algo tan básico que casi subvierte la tendencia indie de centrarse en lo pequeño. Es curioso verlo en efecto.

Meditaciones Diarias – 184 (Davey Wreden)

(sin descripción)

Sin título.png

El ejecutable para este juego (que está escondido en Usuario/AppData/Roaming/Meditations/tmp/win, y se llama Med2.exe) sugiere que esta obra trata, hasta cierto punto, de algo que el autor quería ocultar. Aunque es igual de probable que Davey Wreden ha cometido algún error con el launcher de la aplicación. En todo caso, no es difícil entender qué significa esto: es una metáfora sobre estar atascado en un mismo sitio y no poder salir de él, por mucho que se intente. A lo mejor el nombre podría darnos más pistas (como que puede tener algo que ver con medicación antidepresiva), pero se trata de pura especulación.

Meditaciones Diarias – 183 (Ray Perry)

“No estaba preparado para mi educación obligatoria. A nivel emocional y social. Nunca son los hechos individuales los que te pueden; son la persistencia de todos al mismo tiempo. (…) Pero siempre que no permanezcas allí, siempre que tengas la voluntad de cambiar las cosas y empujarte a tus propios límites, descubrirás que (pese a ser el arquitecto de tu prisión mental) también eres el más capacitado para salir de ella…”

Sin título.png

Entiendo el consejo que Ray Perry está queriendo impartir aquí, y entiendo que, a pesar de lo vagamente motivacional que suena todo, se está cuidando mucho de reconocer que no solemos ser nosotros los que nos imponemos nuestras limitaciones, sino que surgen por factores que escapan a nuestro control. Al mismo tiempo, no puedo evitar pensar que, para el público mayoritariamente adulto al que van dirigidas estas meditaciones, este tipo de historias resultan demasiado infantiles y alejadas de la realidad para ser completamente efectivas. Y cuando se representan en formato videolúdico, creo que solo conseguimos que se noten aún más sus trabas.

Meditaciones Diarias – 182 (Qristy Overton)

“Es el momento. Hora de coger tu mochola y embarcar. Dar la espalda a la ciudad que te falló. El ayer es vida pasada. Hoy es el espacio liminal. Mañana es una singularidad”

Sin título.png

Un momento entre momentos. Esa es la idea detrás de la meditación de hoy, de Qristy Overton. Un momento que investigadores y sociólogos han calificado como el estado de existencia principal de las generaciones más jóvenes. El cambio es constante, la vida nunca es fija. Solo permanece el acto de cambiar en sí. La única realidad.

Meditaciones Diarias – 181 (Le-Roy Karunaratne)

“Piloto del aire. 49º 38′ 07” Norte, 123º 05′ 10” Oeste.”

Sin título.png

Esta meditación me ha hecho pensar en las limitaciones que hay en el medio a la hora de simular según qué tipo de experiencias. La que Le-Roy Karunaratne ha tratado de recrear así es una con la que me siento muy familiarizado: el senderismo y los largos paseos. El deseo de ver más allá. De llegar a la cima, de tener una perspectiva sobre todo. En la vida real, el ritmo que nos establecemos para alcanzar esos objetivos actúa como su propia recompensa, en cierto modo. Pero una experiencia como ésta (donde el ritmo se nos impone) se siente más como un obstáculo.