Meditaciones Diarias – 108 (Antonio Vargas, Camila Castellón y Claudio Tulio)

“En Nicaragua, lo que empezó como una protesta pacífica en abril de 2018 se transformó en una crisis debido a la brutal represión policial y paramilitar impuesta por Daniel Ortega, una figura que permaneció 11 años en el ejecutivo. Su control del estado y los poderes institucionales, como las fuerzas armadas y las fuerzas policiales, lo hicieron posible. (…) La economía nicaragüense aún decae, y más de 600 prisioneros políticos están viviendo en condiciones subhumanas y siendo torturados. Con esta experiencia interactiva, queremos animarte a preguntar e informarte sobre la situación horrible por la que está pasando nuestro país.”

Sin título.png

No hay enlace a la página del creador en la meditación de hoy, lo que me parece muy triste, porque la obra de Claudio Tulio merece ser más reconocida. Nightfall in Nicaragua (que es como se llama la meditación de hoy) trasciende el contexto de la experiencia y nos sitúa en un lugar y momento de especial urgencia y relevancia. El uso simulado del travelling de la cámara para traspasar las distintas instancias de la crisis nicaragüense recuerda, en no pocos aspectos, al uso de Alfonso Cuarón del mismo efecto para su Roma. La diferencia es que, donde aquélla entregaba aquella técnica al servicio de una historia de conciliación de clases, ésta lo hace para informarnos y, en definitiva, involucrarnos en el conflicto que aún aflora en aquél país. No tengo mucho más que añadir, excepto que quizá deberíamos a informarnos un poco de lo que está pasando con Ortega y el sandinismo.

Anuncios

Meditaciones Diarias – 107 (Jethro Bell)

“El amor requiere valor para dar y recibir, de forma equitativa y equilibrada. Abrirse a recibir amor es tan importante como darlo. Y dar es tan importante como recibir. Mereces ser amado. Ábrete a darlo y recibirlo.”

Sin título

Hay una cierta satisfacción arrogante en el adagio de que amar implica dar y recibir. A lo mejor es por el carácter tan vago que transmite y que le ha abierto a ser usado para justificar comportamientos reprobables o desequilibradas. Pero también es el hecho de que pretende dar una respuesta fácil a un problema complejo y arbitrario, que responde a demasiadas particularidades como para que puedan contenerse en una sola frase de autoayuda. En todo caso, una aplicación de esa frase se presenta en la meditación de hoy, ofrecida por Jethro Bell, y en este caso, parece sugerir que el amor es difícil como un laberinto. O algo parecido. El estilo visual es curioso, cuanto menos.

Meditaciones Diarias – 106 (Renaud Marshall)

“Annie Oakley estableció el récord de puntería femenino disparando a 100 objetos de barro, un día como hoy de 1922.”

Sin título

Nuevamente tenemos una meditación sencilla que podría haber salido de la primera tanda de juegos Flash. No hay nada específico en esta obra (salvo su descripción contextual) que aporte motivación concreta para alcanzar el reto de 100 dianas seguidas sin fallar. El reto está en ese punto intermedio entre sencillo y desafiante que lo hace especialmente ameno, y eso es razón de sobra para inmiscuirse en el contenido. Renaud Marshall es, igual que los desarrolladores de los últimos días, experto en código y arquitectura, y en este caso, demuestra poseer un instinto para alcanzar un equilibrio lúdico que a lo mejor le viene dado, a lo mejor le es propio, pero es lo que salva a este juego sin duda alguna.

Selección de juegos 15/04/2019

La lista de esta semana se siente mucho más…indulgente que las otras. Juzgad por vosotros mismos.

1) 7 Days in the Fire Mountain, por Mojiken Studio (itch.io)

Sin título.png

“Un augurio ha sido revelado, embárcate en un viaje a la Montaña del Fuego.”

Los laberintos isométricos tienen una característica confusa que los hace especialmente frustrantes a la hora de adentrarse en ellos. Es comprensible que tanta gente se sienta repelida por un formato de presentación que, las más de las veces, parece estar ofuscando al jugador sin pretenderlo, pero para un prototipo como éste, en el que la ofuscación y el desencuentro son factores fundamentales, se siente como en casa. Con todo, no es difícil percibir aquí la influencia de SuperGiant aquí, especialmente en el apartado narrativo, que es posiblemente el aspecto menos trabajado de todo el juego. Teniendo en cuenta que la narración es un componente básico en esta experiencia, es posible que este juego os parezca menos interesante que el resto de obras, pero tengo que decir que me siento atraído a laberintos sin sentido como el de esta montaña.

2) Escaped Chasm, por temmie (itch.io)

Sin título

“Un pequeño juego de RPGMaker sobre una chica solitaria con conexión a otro mundo que ve en sus sueños.”

Guau, la nostalgia con esto. Siento que mi cuerpo transmigra a 2009 cada vez que abro esta pequeña pieza semi-biográfica de la artista detrás de Undertale y Deltarune. Tratándose de esta persona, no iba a perder la oportunidad de jugar a su obra, pero me resulta imposible jugar a esto y olvidar la época de Ib y Kaima. No se trata de que el juego rinda homenaje a una época determinada de la comunidad RPGMaker: está intentando entrar en ella por pura fuerza bruta. El resultado es que esta obra, más que muchas otras que he tenido la opción de probar, se siente extremadamente indulgente y complaciente consigo misma. Para mí, una obra tan evidentemente personal como ésta oscila entre la expresión sincera y la devoción al pasado mismo de la creadora, y el resultado es una experiencia ambigüa no del todo cómoda. Solía decir que echaba de menos aquella época artística, pero ahora, no lo tengo tan claro.

3) In the Morning Turns to Ash por John Vanderhoef (itch.io)

Sin título

In the Morning Turns to Ash es un poema lúdico narrativo en primera persona sobre un hombre que intenta lidiar con el fallecimiento reciente de su padre volviendo a al retiro silvestre en el que solían acampar juntos.”

Hablando de homenajes a épocas pasadas, este juego se siente que pertenece a dos años atrás. Las comparaciones con Firewatch son evidentes a un nivel superficial, pero a nivel lúdico, Dear Esther es el referente más obvio. Mi actitud con este tipo de juegos tiende a asentarse cada vez más en que lo importante radica en la capacidad de su autor para transmitir, de la forma más sincera posible, los sentimientos que el espacio y la narración intentan ofrecer en conjunto. Dear Esther recurría a la alegoría y a la metáfora para hablar de la aniquilación personal, mientras que Firewatch se valía de un no siempre resolutivo retruécano narrativo para hablar de la pérdida personal en su sentido más doloroso. In the Morning Turns to Ash es mucho más introspectivo y reflexivo, menos artifical pero quizá menos personal que los ejemplos que he puesto aquí. Pero no decae en el nihilismo vanal de First-Person Walkers, lo que le salva de sentirse insulso del todo. Pero este juego me hace pensar en lo mucho que me gustó Dank Mountain.

4) Life in the Static por TadasGloom (newgrounds)

Sin título

Life in the Static es un sencillo plataformas atmosférico donde tienes la habilidad de parar el tiempo.”

Madre mía, esta lista se está convirtiendo en un curso a los últimos 10 años. Hemos visto ya a SupeGiant, a Chinese Room y a Toby Fox, y ahora nos toca Jonathan Blow y McMillen. A ver, que no hace falta ser un genio para ver de quién estamos sacando ideas aquí. Lo más interesante, como siempre, es la combinación, pero da un poco de vértigo cuando recuerdo la época en que estas formas de diseñar se sentían rompedoras y novedosas en sí mismas. Ahora, son poco más que paseos agradables por el parque, momentos con los que recordar épocas mejores y tomarnos un respiro de nuestra asquerosa realidad actual. El tono ligeramente oscurso del juego no engaña a nadie: hay mucho cariño y mucho infantilismo en esto, y no hay nada de malo en rememorar tu infancia artística de cuando en cuando. Estoy impaciente por ver, de una vez y para siempre, lo que pasará cuando dejamos atrás esta época de diseño.

5) You Shall Know the Truth por Jonas Kyratzes (Kongregate)

Sin título

“Eres un agente secreto que está intentando sonsacar información de Wikieaks ¿Puedes encontrar las filtraciones a tiempo?”

Y para terminar este resumen inesperado de los años 10 del siglo XXI a través del videojuego, tenemos esta cosilla de un autor cuya relevancia se perdió hace mucho. Si alguno es capaz de recordar lo que se sentía al jugar a estas cosas y sentir las cosas que querían hacernos sentir, enhorabuena, habéis envejecido un montón. Hay tantas cosas de mi infancia pseudo-progre aquí: la veneración a Wikileaks, la conspiranoia, la actitud (levemente) irónica que permea todo, los aires de importancia…incluso la referencia a Chelsea Manning lleva años desactualizada. Tenía muchas reservas a la hora de recomendar esto por las posibles alabanzas a cierta figura detestable que ha estado en las noticias últimamente, pero por suerte para todo, Kyratzes se las guardó para este newsgame, lo que ha permitido a este juego envejecer un poco más dignamente que la basura de Peter Joseph. Si alguien quiere echar un vistazo a cómo era el clima político de izquierdas antes de Trump y el ascenso radical de la extrema derecha, que eche un vistazo a esto cuando pueda.

Cuando empecé esta lista, no esperaba que acabara convirtiéndose en esto. Que sirva de recolección de años pasados y punto de reflexión para nuestra situación actual como medio artístico, supongo.

Meditaciones Diarias – 105 (Andreia Gaita)

“Soñando con un hogar para tí solito.”

Sin título

Hasta lo que puedo investigar, Andreia Gaita es experta en código y arquitectura, que no en diseño ni ritmo. Eso explica la deliberada simpleza de esta meditación, que con la excepción de los apoyos visuales y auditivos, no se diferencia en absoluto de un juego de puzles normal y corriente. Naturalmente, se trata de una experiencia sencilla, y la recompensa final, al menos, recurre a un salto lo bastante interesante como para que no se sienta redundante, pero es imposible sacarle más punta a lo que, a todas luces, pretende ser una presentación lo más llana posible

Meditaciones Diarias – 104 (Christina Antoinette Neofotistou)

“Vive las aventuras más locas, pero asegúrate de que, cuando vuelvas, haya una base sólida esperándote. Constrúyela y podrás llegar a las estrellas.”

Sin título

Detrás de una presentación exquisita y de un estilo visual, auditivo y táctil que despierta las memorias más antiguas se halla uno de los juegos más difíciles e ingobernables del evento hasta hoy. Christina Antoinette Neofotistou es de todo menos una desconocida del mundo de las obras de estética retro con mecanismos de control endiablados, y solo puedo achacar el hecho de que sea incapaz de pasar las dos plataformas a una deliberada recreación de la injusticia de aquellos aparatos portátiles que consolidaron la transición de Nintendo hacia el gigante corporativo de ahora en los 70. No hay nada en esta obra que no sea atrayente, simpático o (pretendidamente) accesible, pero una vez empecéis a probarlo, empezaréis a sufrir y maldecir.

Meditaciones Diarias – 103 (Sascha Moros)

“El 13 de abril de uno de los tanques de oxígeno del Apolo 18 explotó y se desconectó durante 1.8 segundos, cortando la conexión de los astronautas con la Tierra. En días como estos, sueño con el espacio y lo que implica estar tan separado de la Tierra como uno podría estarlo…”

Sin título

Pasamos a una meditación considerablemente difícil, fruto de Sascha Moros y propia para una jornada después de haber visto Gravity y Jupiter Ascending. No puedo negar que los controles de este juego son un poco oscuros para mi gusto, pero la temática y el tono que se quieren transmitir son evidentes.