Selección de juegos 18-05-2020: Kongregate Edition

A raíz de mi trabajo reciente con un artículo sobre Kongregate, me ha dado por sumergirme en el abultado catálogo del domino de Kongregate y he decidido hacer una selección improvisada de las cosas que me han llamado la atención, al menos de los primeros años. Tened en cuenta que el decálogo que ofrezco aquí ni se aproxima a lo que he podido encontrar. Estoy haciendo un Hilo (repetido porque la lié al principio) con todos los juegos que no voy a incluir aquí, así que no dudéis en visitarlo si os llama algo de lo que hay por aquí porque esto es rascar la superficie.

1) Kingdom Rush por Ironhidegames (Kongregate)

Sin título

“¡El reino está siendo atacado! Defiende tu tierra de las hordas de orcos, trolls, hechiceros malignos y sus amigos siniestros ¡Armado con un imponente arsenal de guerreros y magos propios!”

El primero de la lista ni siquiera es exclusivo de Kongregate, sino de Armorgames. Vamos bien. Éste va a ser, creo, la entrada menos interesante desde el punto de vista de lo diferente. Pero es que en cuanto empecé a probarlo no pude dejar de jugarlo hasta llegar al primer jefe. No puedo decir nada de lo que viene después porque decidí no seguir, pero si todos los Tower Defense fueran así de compactos y refinados seguramente no hubiera tocado ningún otro juego jamás.

2) Enigmata: Stellar War por kidgames (Kongregate)

Sin título

“¡Construye una base y salva la galaxia Enigmata del malvado Villalobos!”

Aparte del hecho de que Villalobos esté haciendo aquí un honorable cameo como némesis a batir, me gusta esta entrada por el intento de aunar el género popularizado por Kingdom Rush con dosis de estrategia en tiempo real. Aunque la presentación pueda sugerir una jugabilidad a lo Shmup, la realidad es completamente distinta y me gusta la pequeña subversión de expectativas que genera al principio.

3) Love por Contrebasse (Kongregate)

Sin título

“Love es un único juego y adictivo sobre conseguir puntuaciones altas en el que te arriesgas a sufrir o a recoger felicidad.”

Durante mi chafardeo por Kongregate pude encontrar muchos títulos de este tipo, de un tipo que calificaría como alegoría directa o unidimensionales en su presentación. La noción de que un juego sobre acercar cuadrados y hacer que suba el contador se pueda convertir en una metáfora del amor es el tipo de idea que: 1) se siente sospechosa o, cuanto menos, difícil de aceptar de entrada, y por tanto; 2) requiere una intencionalidad explícita por parte del texto para hacerla efectiva. Básicamente, es la misma estrategia textual que emplea Thomas Was Alone. En mi opinión, depositar todo tu valor en una metáfora que solo tu comunicación explícita de dicha metáfora es capaz de implantar es una solución muy débil. Me interesa el juego, pero el mensaje tiene el mismo valor que la historia en Doom.

4) 1Quest por RatznGodz (Kongregate)

Sin título

1Quest es un roguelike en el que controlas a un joven aventurero que persigue a un malvado culto sangriento después de que hayan raptado a varios niños ¡Incluida la princesa del reino!”

Si Love revela la tendencia de diseño ejemplificada en obras como Thomas Was Alone1Quest representa la tendencia simplificadora y minimalista de Spelunky y tantos juegos de principios de la década que se plantearon identificar la paja y eliminarla de géneros que, supuestamente, no necesitaban todos los añadidos de los últimos años. El resultado de esa práctica con géneros como el roguelike es que el género se siente igual que como era hace 40 años, o en la pantalla de error de Gamespot. No es algo especialmente interesante de por sí, aunque el carácter aleatorio del principio puede hacer que empezar 1Quest desde el principio se siente mucho más difícil que cuando llevas un tiempo, lo que suele ir en dirección contraria a la mayoría de obras modernas. No quiero ni pensar en lo estresante que tiene que ser la versión de una vida exclusiva a Kongregate.

5) Solipskier por Mikengreg (Kongregate)

Sin título

Solipskier es un juego rápido de esquiar en el que dibujas las cuestas para ganar velocidad y ejecutar saltos ¡Dibuja tus precipicios, ejecuta piruetas y slaloms y alcanza puntuaciones elevadas!”

A partir de ahora empieza lo interesante, o al menos, lo original. Antes de seguir, leed a Horacio Maseda para haceros una idea de lo que hace a este juego tan interesante. Pero si queréis mi opinión, Solipskier es atractivo porque consigue transmitir su idea a través de una estética que le es única y auténtica hacia lo que debe sentirse caer a diez kilómetros por hora de una montaña.

6) Click the Button por Pengisimo (Kongregate)

Sin título1

“¡Consigue puntuaciones altas mientras pulsas el botón tantas veces como puedas!”

Antes que nada, es importante avisar de que este juego es una broma y no tiene trascendencia más allá de la broma. El hecho de que te plantee retos de velocidad de cuando en cuando lo hace más interesante, eso sí, pero también lo hace más sustantivo de cara a la experiencia en sí y no hace que se sienta como una pérdida de tiempo. El hecho de que el juego te amoneste por no ser capaz de alcanzar sus expectativas también ayuda.

7) Cube Escape: The Lake por RustyLake (Kongregate)

Sin título

“De alguna forma has acabado en una cabaña desierta del Lago Rusty. No hay muchos objetos, quizá lo bastante como para hacer funcionar el equipo de pesca.”

Incluyo el primer título de la saga Cube Escape porque es demasiado buena como para dejarla marchar, y el hecho de que se vaya a incluir dentro de poco en Steam para prevenir su desaparición la hace especialmente relevante. Cube Escape representa un hito en la historia del género Escape Room en el aspecto de que hace la experiencia mucho más envolvente y cercana, pero a mí me recuerda muchísimo al tono que transmite la saga original de Penumbra. La mezcla entre cotidianidad, misterio y ciencia ficción pura ayuda a establecer la comparación. Pero la música es la que mejor la vende.

8) Where am I? por Bennuk (Kongregate)

Sin título

“Creado en 48 horas para la 19ª competición de Ludum Dare.”

Y con Where am I? pasamos de los juegos geométricos como metáfora de sentimientos a los juegos geométricos como metáfora de pureza de diseño. Voy a reconocerlo, me encanta la idea que hay detrás de éste. Jugaría durante horas a un minijuego de este estilo si tuviera más variedad. Espero que el autor se plantee seguir.

9) Multitask por Icylime (Kongregate)

Sin título

“¿Crees que puedes gestionar varios juegos a la vez? Averigua cómo eres de coordinado.”

La siguientes escuela que vemos representada aquí es la del apilamiento masivo: una sucesión aparentemente inabarcable de cada vez más mecánicas, más detalles a los que hacer frente, más tensión que añadir a la pila de tensiones que componen cada minijuego en sí mismo. Este juego es frustrante porque tiene un componente competitivo hacia la propia máquina, de un modo parecido al que Click the Button lo era de forma troll. Por mi parte, he sido capaz de llegar a cuatro minijuegos a la vez antes de rendirme, pero como aquél, es un test de resistencia antes que nada. Así que a ver hasta dónde sois capaces de llegar vosotres ^^.

10) Boss Battle por The Final Chapters (Kongregate)

Sin título

“¿Has jugado alguna vez a algo en el que te gustaba mucho el jefe final y te hubiese gustado que hubiera más sobre él? ¡Este es el juego para tí!”

La última escuela a la que debemos enfrentarnos es también una de las más representadas, en mi experiencia, actualmente: la de despojar una sección de juego de su contexto e inflarla hasta los límites que se alcancen. Newgrounds ha sacado centenares de obras similares a ésta en los últimos cinco años, y comparten algo más que la premisa; a veces también recurren a la música gratuita de Kevin Macleod. Lo que vengo a decir con esto es que Boss Battle se siente muy adelantado a su tiempo (recordemos que salió en 2011), pero cuando se mira lo que se estaba cociendo en esta época en sitios como Kongregate, nos damos cuenta que apenas ha habido ideas nuevas en esta década. Hay algo muy deprimente en ello, y por eso quiero insistir en que, ahora que aún estamos a tiempo, debemos reclamar esta porción de la historia del medio, porque la estamos viendo siendo sustituida ante nuestros ojos por propuestas mucho más inofensivas y conservadoras. Más de la mitad de los juegos que existen ahora no hubieran tenido la oportunidad de ser si no hubiera sido por estos pioneros del medio, y es hora de que les hagamos justicia.

Según lo que encuentre en las próximas semanas, es posible que vuelva a hacer una selección a lo Kongregate, o que pase a alguna competición distinguida como ArmorGames (que me llama mucho ahora mismo). De momento, lo dejamos aquí ¡Hasta pronto!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s